La última película de InuYasha

Cuenta la leyenda que la misteriosa Isla Horai, en la que humanos y demonios coexistieron antaño en paz, aparece una vez cada 50 años. Atrapados por una maldición, dentro de los confines de la isla vive un grupo de niños medio demonios huérfanos que sufre el constante acoso los Shitoshin. Estos cuatro temibles dioses se alimentan de las vidas de los inocentes para mantenerse jóvenes y fuertes. Cuando Ai, la más pequeña de los niños medio demonios consigue escapar, se encuentra en su huida con InuYahsa y le pide ayuda para que libere a sus hermanos.

Justo cuando la isla se hace visible, unas extrañas marcas aparecen en las espaldas de InuYasha y su hermanastro Sesshomaru, atrayéndolos inexorablemente hacia la isla Horai. Allí entablarán una terrible batalla contra los Cuatro Dioses Guerreros. Pero InuYasha no sólo tendrá que hacer frente a los Shitoshin, sino también a un enemigo con la forma de alguien muy importante para él.

A grandes rasgos, esta es la premisa argumental de InuYasha: Fuego en la Isla Mística. Se trata de la cuarta y última película de la saga de Inuyasha, que nos llega editada en DVD por parte de Selecta Visión. Este film fue estrenado en las salas japonesas el 23 de diciembre de 2004, apenas tres meses después del final de la serie de televisión, y puso un brillante final a la andadura de InuYasha y sus amigos en el mundo del cine de animación. Esta película, que contiene todos los elementos clásicos de la serie, permitió a todos los seguidores despedirse de uno de los animes más populares de los últimos tiempos.

A diferencia de las películas anteriores, en Fuego en la Isla Mística encontramos la participación de todos los personajes principales de la saga: InuYasha, Kagome, Sango, Miroku, Shippo, Sesshoumaru, Jaken, Rin, y Kikyo. Todos ellos tienen su momento en la película, protagonizando muchas de las escenas clásicas como Miroku tocando el trasero de Sango, Kagome ordenando a Inu-Yasha que se siente, o Jaken metiendo la pata. Los únicos personajes ausentes son el sempiterno enemigo Naraku y sus servidoras Kagura y Kanna, puesto que los villanos de esta película son los Shitoshin.

La historia de InuYasha: Fuego en la Isla Mística no existe en el manga original y fue desarrollada específicamente para la película. A pesar de ello, la creadora Rumiko Takahashi pudo aportar su granito de arena a la historia en varias reuniones en las que le fue presentado el guión. Según el director Toshiya Shinohara, uno de los principales puntos de interés de la película es el comportamiento de InuYasha. La idea era que el público viera a un InuYasha más heroico y responsable a través de los ojos de los seis pequeños medio demonios, que fueron diseñados cuidadosamente para la ocasión. Esto sirve para reflejar la evolución del personaje a lo largo de la serie, que pasa de ser un individuo egoísta a alcanzar cierto grado de compromiso y ser capaz de ayudar a los demás.

En la película encontraremos muchas referencias a elementos mitológicos, puesto que la isla Horai en torno a la que gira la película forma parte de la mitología japonesa. El mito tiene sus orígenes en la Isla Penglai, la isla de la juventud eterna de la mitología china, un paraíso en el que no existe el dolor ni el invierno y en el que crecen frutos mágicos que conceden la vida eterna. En la concepción japonesa del mito, la atmósfera japonesa está poblada por innumerables almas que conceden sabiduría a todo aquel que la respira. Del mismo modo, los Shitoshin, o cuatro dioses guerreros, están inspirados en los Shishin, las cuatro criaturas celestiales que guardan los puntos cardinales en la mitología china y en el Feng Shui: el dragón, el tigre blanco, el fénix, y la tortuga. Cada uno de ellos representa un elemento (madera, metal, fuego, y agua) que fue utilizado para desarrollar los diferentes ataques de los Shitoshin en sus espectaculares enfrentamientos contra InuYasha y Sesshomaru.

El equipo creativo de InuYasha: Fuego en la Isla Mística estuvo compuesto por cincuenta profesionales del estudio Sunrise, encabezados por el director Toshiya Shinohara, que trabajaron en este proyecto a lo largo de un año. Otros nombres destacados son el del guionista Katsuyuki Kumisawa y el diseñador de personajes Yoshihito Ishinuma. En cuanto a los actores, el reparto de la película cuenta con una interesante una mezcla de juventud y veteranía. A Kappei Yamaeguchi (InuYasha) y Satsuki Yukino (Kagome) se unen Nobotushi Kanna (Kabuto en Naruto) como Ryura, Nobuo Tobita (Drill en Dead Leaves) como Kyora, Fumiko Orikasa (Saori en Saint Seiya Hades) como Asagi, o Emi Motoi (Naoko en Card Captor Sakura) como Ai.

Dentro de la sensacional banda sonora, obra del compositor habitual de la serie, Kaoru Wada, encontramos insertada la canción Tamaokuri no uta (Canción de Despedida). El tema compuesto por el griego Elena Karaindrou e interpretado por Fimiko Orikasa, la actriz de voz de Asagi, transmite dolor y soledad, dos de los temas principales de la película. Mención aparte merece el tema de cierre de la película, Rakuen (Paraíso), del grupo Do As Infinity. El single, que salió a la venta en el mercado nipón en el 2004, logró colocarse entre los tres primeros puestos del prestigioso ranking musical de Oricon. La banda, encabezada por Dai Nagao, es también responsable del segundo y quinto ending de la serie de televisión: Fukai Mori (Bosque Profundo) y Shinjitsu no uta (Canción de la verdad).

La edición del DVD que nos ofrece Selecta Visión es inmejorable. Dada la gran calidad de imagen propia del formato, podemos disfrutar de una animación fluida con colores vivos y abundantes efectos digitales. Se incluyen el doblaje original japonés y el castellano (a cargo del estudio de doblaje Cristal Media), así como subtítulos en español, para que los aficionados puedan elegir qué pista de audio escuchar. Entre los extras se incluyen la Ficha Técnica, la Ficha Artística, y las Notas de Producción de la película. Del mismo modo, encontramos avances de otros títulos editados por Selecta Visión, entre los que se incluyen los opening japoneses de Campeones (Capitán Tsubasa), Dragon Ball Z, el segundo opening de InuYasha, el de Saint Seiya Hades (seguido del opening de la serie original Pegasus Fantasy) y el de Chicho Terremoto.

Así pues, y para resumir, InuYasha: Fuego en la Isla Mística es una película que ningún aficionado a la serie puede dejar pasar. No solo combina acción, misterio, aventura, fantasía, romance y comedia, sino que se trata de la última producción cinematográfica que protagonizará el medio demonio InuYasha. Es una despedida por todo lo grande de una serie que cuenta con una inmensa multitud de seguidores y ha demostrado una calidad impresionante. ¡Hasta siempre, InuYasha!

Ficha técnica

Título: InuYasha: Fuego en la Isla Mística
Título original: InuYasha: Guren no Houraijima
Nacionalidad: Japón
Año: 2004
Duración: 90 minutos
Género: Aventura fantástica
Dirección: Toshiya Shinohara
Guión: Katsuyuki Sumisaza (basado en la obra de Rumiko Takahashi)
Música: Kaoru Kawada
Diseño de personajes: Yoshihito Hishinuma
Edición española: Selecta Visión

Comentarios

Aris

Martes, 09 de junio de 2009 15:31:43

Es la única película que me falta por ver de Inu Yasha. Creo que acabé tan harta de lo interminable que fue esta serie y de tanto
alargar el chicle hasta el infinito que me cansé de ella. Una pena, ya que al principio me encantaba.

angelica

Sábado, 16 de marzo de 2013 21:55:18

me declaro fans de inu Yasha y aunq se alargo la serie estoy feliz por eso.

Añadir comentario
  • Soy usuario de Mangaes
  • No soy usuario de Mangaes pero quiero registrarme
  • No soy usuario de Mangaes, usaré mi mail
(El email no se verá públicamente)